jueves, 8 de julio de 2010

BENEFICIOS DEL TURISMO EN EL ÁMBITO SOCIAL, ECONÓMICO, CULTURAL Y AMBIENTAL

En Guatemala el turismo ocupa uno de los primeros lugares como actividad económica. La evolución prevista por la Organización Mundial de Turismo en la llegada de turistas internacionales para el 2010 se empieza a notar en Guatemala, para el primer trimestre del presente año muestra un notable y alentador incremento de visitantes no residente, obteniendo un total de 515,637 lo que refleja un 8.3% de crecimiento contra el trimestre del año anterior.

Así mismo, los ingresos de divisas por turismo también reflejan un aumento en el trimestre de 16.3% y un total de 375.8 millones de dólares. El cálculo del ingreso de divisas se obtiene de la Encuesta del Gasto realizada directamente a los visitantes al momento de concluir su visita a Guatemala. El aumento significativo en Visitantes No Residente y Divisas por Turismo y Viajes es el resultado de las medidas estratégicas que lleva a cabo INGUAT para promover el crecimiento turístico.

Los países con mayor aporte de visitantes en su orden son: Estados Unidos, El Salvador, Honduras, México, Nicaragua, Canadá, Costa Rica, Belice, Francia, Reino Unido y Alemania. Por vías de ingreso se mantiene una tendencia positiva la cual estuvo influenciada por diferentes acontecimientos como la celebración del Señor de Esquipulas en Chiquimula así como el inicio del asueto de Semana Santa. La vía terrestre continua siendo la más utilizada, se observa especialmente un mayor número de visitantes por las fronteras de Agua Caliente en Honduras, Nueva Anguiatú y Valle Nuevo en El Salvador. En las Fronteras de México su crecimiento es significativo de 55.1%. La vía marítima creció 24.7%, esto obedece a la llegada de diferentes cruceros, en Puerto Santo Tomás de Castilla, Izabal 24 atraques y en Puerto Quetzal, Escuintla 23, la mayoría de cruceristas provienen de Estados Unidos y los lugares más visitados son: Antigua Guatemala, Río Dulce, Amatique y Quiriguá. La vía aérea muestra un crecimiento de 1.7%, la conforma en su mayoría residentes de América del Norte, América del Centro y Europa.

¿De qué forma se han beneficiado las comunidades? ¿El turismo realmente ha mejorado la calidad de vida de los habitantes cercanos a los atractivos? o en Guatemala, ¿El turismo sigue siendo un negocio administrado por inversionistas extranjeros a través de un servicio poco personalizado que no protege los recursos naturales y culturales?

Lastimosamente, el turismo aún no ha beneficiado proporcionalmente a las comunidades, a pesar de que se encuentran cercanas a atractivos turísticos importantes. Los inversionistas y generadores de empleo turístico no están conscientes de la necesidad de involucrar a las comunidades en sus negocios para que exista un cambio positivo en la calidad de vida de los pobladores.

El turista visita un país en busca de un atractivo natural o cultural, que en la mayoría de los casos se encuentra cercano a poblaciones rurales. En estas poblaciones generalmente no hay educación, salud, vivienda ni empleo. El turista pasa en promedio una semana en el país. Sus gastos son en transporte, comida y alimentación pero las divisas que genera su visita no permanecen en los lugares donde están los atractivos, es decir, con las comunidades.

Lugares como Antigua Guatemala, Chichicastenango, Panajachel y Petén son los más promocionados por el Gobierno. Sin embargo, el turismo que opera en estos sitios es en su mayoría, masivo (las operadoras llevan en promedio 15 turistas por visita), con hoteles de cadenas internacionales o de extranjeros, con servicios de transporte capitalino y alimentación en hoteles. Es decir, un turismo egoísta e irresponsable.

En Guatemala hay naturaleza, tradiciones, folklore, arqueología, ríos, lagos, playas, etc. con grades ventajas competitivas; como un clima agradable durante prácticamente todo el año, la amabilidad de su gente y la cercanía entre los lugares.

Los Acuerdos de Paz incluyen al turismo como una actividad para el desarrollo socioeconómico. El último informe de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) lo propone como una estrategia para combatir la pobreza. Sin olvidar que la industria también depende de otros factores, como la seguridad y la violencia.

El Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT) no debe limitarse a la pobre promoción de los sitios; debe ayudar en la generación de microempresas turísticas y desarrollo de nuevos productos turísticos que involucren a las comunidades rurales.

El turismo responsable o sostenible es una alternativa de desarrollo que involucra a las comunidades en sus actividades económicas. Genera empleo, salud y educación. Promueve la microempresa y la conservación de los recursos naturales y culturales. Además integra otras actividades de desarrollo socioeconómico, como la agronomía, la forestería, la producción de artesanías y textiles.

Proyectos de turismo responsable en otros países, han logrado también la legalización de tierras, educación (higiene, servicios, lectura, escritura, tecnología), han evitado la migración y la integración de los jóvenes a los proyectos. Además, la creación de microempresas turísticas locales (lancheros, artesanos, restauranteros, transportistas, hoteleros, etc.) genera más empleos. El cambio debe darse desde el Gobierno, los empresarios y las comunidades para lograr que el turismo sea una alternativa de desarrollo.

Las comunidades deben ser las ejecutoras de los proyectos y el Gobierno o alguna institución de apoyo (Internacional u ONG) debe actuar como facilitador y guía. El fortalecimiento institucional es importante para lograr homogeneidad en el proceso, así como la capacitación.

A pesar de que cada día en el mundo ocurren crisis gubernamentales, terrorismo, violencia y guerras, siempre existe la ilusión de viajar, de conocer otros lugares, de tener un tiempo para descansar y gozar de las maravillas del mundo. Guatemala es un destino con atractivos increíbles, con gente que a pesar de una historia amarga sigue sonriendo.

El turismo responsable es una alternativa de desarrollo socioeconómico para nuestra gente.

Importancia Socio – Económica, Cultural y ambiental del Turismo

El turismo es un factor realmente importante para el desarrollo socio-económico y cultural del país, dada la diversidad de actividades favorables que traen bonanzas económicas:

Es un instrumento generador de divisas, al ser una actividad que canaliza una inversión para producir una expansión económica general; genera así mismo un mercado de empleos diversificados con una inversión relativamente baja en

comparación con otros sectores de la economía; genera una balanza de pagos favorables y sobre todo desarrolla las actividades económicas locales.

El turismo es un medio de intercambio social, ya que muestra efectivamente que la sociedad que desarrolla más actividad se capacita hacia la comprensión, para la adaptación de sus medios habituales, juzgando de una manera positiva su propia sociedad.

En cuanto a la cultura es realmente el radio dentro del campo de la acción de la empresa turística. Cultura es el término que determina el imán que poseen las regiones para el turismo comprendiendo su geografía, historia, costumbres, tradiciones, folklore y artesanía.

Entonces generalizando el turismo es la industria del futuro de todos aquellos países en vías de desarrollo como lo es nuestra bella Guatemala que sepan aprovechar al máximo todos sus recursos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada